Titulares de última hora

Holanda juzgará por asesinato a cuatro personas por el derribo del vuelo MH17 de Malaysia Airlines

19 junio, 2019
Holanda juzgará por asesinato a cuatro personas por el derribo del vuelo MH17 de Malaysia Airlines
Internacional
0

Tres rusos y un ucraniano serán juzgados por asesinato en Holanda, el próximo 9 de marzo de 2020, por el derribo del avión de pasajeros del vuelo MH17  de Malasya Airlines , el cual fue abatido por un misil ruso, en 2014 en el este Ucrania, causando la muerte de 298 personas.

Equipo de Investigación Conjunta que investiga el caso determinó que los rusos Serguéi Dubinski, Igor Guirkin y Oleg Pulatov, así como el ucraniano Leonid Jarchenko, serán las primeras personas enjuiciadas en este caso. Todos están acusados de asesinato y de haber causado el derribo del aparato.

Sin embargo, es probable que los sospechosos sean juzgados por contumacia, puesto que Rusia y Ucrania no extraditan a sus ciudadanos procesados en el exterior. Empero, el anuncio del juicio a los cuatro hombres, en el tribunal (de «alta seguridad») de Schiphol, en Holanda, es un mensaje claro hacia Rusia, que siempre ha negado cualquier participación en el ataque.

Con Igor Guirkin, apodado «Strelkov» (tirador), los investigadores apuntan a uno de los principales comandantes separatistas del comienzo del conflicto con el ejército ucraniano hace cinco años, y probablemente su representante más mediático en la época.

No obstante, Guirkin, desmintió este miércoles cualquier implicación de los separatistas ucranianos prorrusos. «Todo lo que puedo decir es que el Boeing no fue derribado por los rebeldes», afirmó quien era uno de los líderes de la rebelión separatista en la época del accidente. También dijo que no piensa dar su testimonio.

Como parte del proceso, fueron emitidas órdenes de arresto internacional contra los cuatro sospechosos, cuyos nombres ya figuran en listas nacionales e internacionales de personas buscadas, destacó el jefe de la policía holandesa, Wilbert Paulissen.

Respuesta rusa

El Ministerio de Exteriores de Rusia lamentó las conclusiones presentadas por el Equipo de Investigación Conjunta (JIT) sobre la implicación de tres ciudadanos rusos en el derribo del vuelo MH17 sobre el este de Ucrania y las calificó de infundadas.

«Las declaraciones hechas por el JIT sobre la supuesta implicación de militares rusos en el derribo del Boeing malasio MH17 son lamentables. Una vez más se formulan acusaciones totalmente infundadas contra la parte rusa, encaminadas a desacreditar a Rusia ante los ojos de la comunidad internacional», sostuvo el canciller ruso Serguéi Lavrov.

El Gobierno ruso afirmó que el grupo investigador «no ha mostrado ni una sola prueba concreta que apoyase este tipo de declaraciones ilícitas».

«No emitiremos una solicitud de extradición, porque tanto las constituciones rusa y ucraniana prohíben la extradición de sus ciudadanos, pero pedimos a Rusia una vez más que coopere. Muchas de nuestras preguntas siguen sin respuesta», anunció el fiscal holandés Fred Westerbeke.

«Rusia no tuvo posibilidad de participar en la investigación, inclusive luego de haber planteado la iniciativa en los primeros días tras esta tragedia», destacó por su parte el portavoz del presidente ruso Vladimir Putin, Dmitry Peskov.

Ucrania, por su parte, urgió a Rusia a reconocer «su responsabilidad» en el derribo del avión. «Pedimos a la Federación Rusa que asuma su responsabilidad en la entrega de armas» a los rebeldes prorrusos en territorio ucraniano, que luego presuntamente fueron utilizadas para derribar el aparato, indicó un comunicado oficial.

El fiscal Westerbeke explicó que «los cuatro implicados están acusados de haber trasladado al este de Ucrania el sistema [de misiles antiaéreos] BUK».

Según los investigadores, este sistema fue utilizado para lanzar el misil que el 17 de julio de 2014 derribó a un Boeing de Malasia Airlines cuando sobrevolaba el este de Ucrania, donde hay un conflicto armado entre separatistas prorrusos y fuerzas ucranianas.

Los 283 pasajeros del vuelo MH17, entre ellos 196 holandeses, así como los 15 miembros de la tripulación, fallecieron.

Silene Fredriksz, que perdió a su hijo y a su nuera, dijo estar «contenta de que por fin pueda empezar el juicio». «Es un principio, estoy satisfecha», aseguró.

Cuando le preguntaron quién era el responsable dijo que Vladimir Putin «porque lo hizo posible, es el principal responsable».

El Equipo de Investigación Conjunta, liderado por Holanda y con investigadores de Australia, Bélgica, Malasia, Holanda y Ucrania, anunció en mayo de 2018 que el misil que derribó el avión provenía de la 53ª brigada antiaérea rusa con base en Kursk, en el oeste de Rusia.

Holanda y Australia, que perdió a 38 de sus ciudadanos en el incidente, acusan directamente a Rusia de ser responsable del hecho. Y por primera vez, la responsabilidad del derribo fue imputada directamente a Rusia, que niega cualquier implicación y apunta a Ucrania.

La tragedia es una cuestión especialmente sensible en Holanda, donde el primer ministro Mark Rutte ha convertido la búsqueda y el enjuiciamiento de los culpables en una de las prioridades de su mandato.

Los diputados holandeses ratificaron en 2018 un acuerdo firmado con Ucrania para que los procesos judiciales tengan lugar en Holanda.

El derribo del MH17 empeoró todavía más las relaciones entre Rusia y los países occidentales, ya muy deterioradas tras la anexión de la península de Crimea por parte de Moscú en 2014 y por el conflicto con los separatistas, que según los segundos cuentan con el apoyo de Rusia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *